04/07/2015

Referentes del periodismo político brindan herramientas para superar el fla-flu partidario

Por Ángela Reyes*

Foto: Isabel Silva
José Roberto Toledo, Bob Fernandes y Kennedy Alencar, tres referentes del periodismo político en Brasil, dieron en Abraji distintas herramientas para evitar el fla-flu partidario en la cobertura: mantener los principios de equilibrio, independencia e imparcialidad que rigen la actividad periodística, utilizar los datos numéricos como fuente de información además de los diálogos con las fuentes y someter a discusión el la regulación de los medios y su financiamiento.

De Toledo, editor de Estadao Dados y presidente de Abraji, se dedicó a la cobertura del área política desde 1989. En ese tiempo, el trabajo era radicalmente diferente al de ahora porque "estaba basado estrictamente en las relaciones personales, de confianza", contó durante su intervención. Su carrera tuvo un gran cambio cuando decidió dedicarse al periodismo de datos. De Toledo considera que a través de la recolección y análisis de datos numéricos "se puede cubrir política de manera impersonal" y combatir el fla-flu partidario.

Los datos permiten "explicar las macrotendencias de la política", pero no reemplazan a la cobertura tradicional, aseguró De Toledo. Ambas técnicas deben complementarse. En el caso del trabajo con datos los periodistas deber tener un cuidado extra, reconocer sus propias tendencias porque "las personas se pueden defender, pero los números no (...), entonces uno tiene que ser su propio crítico".

Entre las múltiples herramientas para hacer periodismo de datos que existen hoy en día, De Toledo destacó Google Trends, que permite analizar la cantidad de búsquedas que realizó la gente sobre un tema específico a lo largo del tiempo. En la campaña de 2010, O Estadao encontró que en setiembre crecieron exponencialmente las búsquedas del tema "Dilma (Rousseff) aborto". Detrás de esta tendencia macro había una explicación: los evangelistas, y luego sectores del catolicismo, comenzaron a decir que Rousseff legalizaría el aborto si resultaba electa. Este hecho no solo repercutió en las búsquedas de Google sino en la popularidad de la entonces candidata en las encuestas.

Para Kennedy Alencar, "la principal herramienta para entrentar el fla-flu partidario es la información", a la que considera "unidad básica del periodismo". La fórmula, según él, sería: información, análisis y opinión, pero más información que análisis y más análisis que opinión. Junto a la formación está la necesidad de aportar contexto a la cobertura.

Todo esto requiere periodistas con formación, que lleguen a la fuente con el conocimiento suficiente para poder extraer información de calidad. El objetivo último de esta estrategia es hacer frente al principal desafío del periodismo político actual: mantener el equilibrio, la independencia y la imparcialidad, principios que deben respetarse sin excepción.

El flu-flu puede evitarse siguiendo además uno de los principios fundamentales del periodismo de todos los tiempos: utilizar el interés público como criterio para decidir qué publicar.

Bob Fernandes, comentarista político en TV Gazeta de Sao Paulo, considera que poner fin al fla-flu partidario requiere una discusión en profundidad sobre la reglamentación económica de los medios. "Tenemos posibilidades infinitas desde el punto de vista técnico, pero una concentración extraordinaria desde el punto de vista comercial" que está estrechamente vinculada al fla-flu partidario, dijo durante su presentación en Abraji.

"Los periodistas deberíamos exigir ese debate", dijo Fernandes, y rechazó que una regulación pueda generar censura tal como sostienen ciertos grupos de influencia. De acuerdo a su visión la censura y autocensura ya existen en la actualidad y están relacionadas a quiénes son los dueños de los medios y quiénes los financian. Con sorpresa incluso, Fernandes advierte que en "todos los lugares civilizados" existen reglas y organismos de contralor de los medios de comunicación, pero en Brasil no.

* é jornalista uruguaia convidada a acompanhar o Congresso pela Unesco.

O 10º Congresso Internacional de Jornalismo Investigativo é uma realização da Abraji e da Universidade Anhembi Morumbi com o patrocínio do Google, O Globo, Estadão, Folha de S. Paulo, Gol, Itaú, Oi, TAM, Twitter e UOL, e apoio da ABERT (Associação Brasileira de Rádio e Televisão), ANJ (Associação Nacional de Jornais), Comunique-se, Conspiração, Consulado Geral dos Estados Unidos no Brasil, FAAP, Fórum de Direitos de Acesso à Informações Públicas, Jornalistas & Cia., Knight Center for Journalism in the Americas, OBORÉ Projetos Especiais, Textual e UNESCO. Desde sua 5ª edição, a cobertura oficial é realizada por estudantes do Repórter do Futuro, sob a tutela de coordenadores do Projeto e diretores da Abraji.

Nenhum comentário:

Postar um comentário